¿Cómo equilibrar los sabores de un plato?

Suele ocurrir con más frecuencia de la que les gustaría admitir a los cocineros, pero es complicado conseguir un equilibrio total de sabores. Lo importante es corregir el problema. Hallar un punto perfecto de sal, dulce, acidez, picante y amargor que haga el plato algo para deleitar paladares. Mira a continuación cómo lograrlo.

¿Cómo equilibrar los sabores de un plato?

Salado

Lo más común es que se nos pase la mano con la sal. Hay varios trucos caseros para corregir este problema, todo dependiendo de lo que estés preparando. En el caso de que sean guisos, salsas o sopas, pon unos trozos de patata cruda pelada. Espera esté cocida antes de retirarla. La función de la papa absorberá el exceso de sal, según la revista Hola. También puedes usar una miga de pan que puedes retirar luego.

En el caso de que estés cociendo verduras, lo mejor es pasarlas bajo el chorro de agua. Si se trata de salas, añade salsa de tomate o nata líquida, así tendrás un resultado menos salado. En el caso del aliño o vinagreta, que estés preparando, puedes equilibrarlos con orégano.

Dulce

Si estás preparando algo dulce y se te pasó la cantidad de azúcar, puedes usar varios trucos como agregar 2 cucharadas de mantequilla o de aceite de oliva, la grasa presente en estos ingredientes ayudará a emparejar los sabores.