Cómo encontrar el iluminador ideal para ti según el brillo que quieras

Igual a cuando eliges qué ropa ponerte cada mañana, a la hora de maquillarte debes preguntarte en qué mood estás y qué look quieres obtener. Algunos días quieres verte más natural mientras que en otros quisieras pasar tu cara por un plato de escarcha y como Rihanna, ¡shine bright like a diamond! Pero piensas que si has visto un iluminador, los has visto todos, ¿verdad? Resulta que no. Hay mucho más acerca de esta maravilla reluciente de lo que podrías pensar: desde las texturas hasta la forma en que lo aplicas todo puede variar.

Piel húmeda o dewy



¿Cómo darle a tu piel una apariencia fresca y saludable con un acabado brillante? Además de mantenerla apropiadamente hidratada puedes lograrlo con un iluminador líquido. Es fácil de mezclar, fácil de usar y el más fácil de difuminar. Al ser líquido se convierte en el iluminador más versátil. Puedes usarlo antes de la base para dar a tu piel un brillo general, ponerlo en puntos específicos sobre la base para darle un brillo localizado, o puedes mezclarlo con la base para crear un look húmedo, o dewy. Definitivamente es el as bajo la manga de toda beauty expert.