Azafrán: el oro rojo de la gastronomía. Descubre estos tips para usarlo en tus comidas.

azafrán Aunque no lo crees el azafrán es uno de los cultivos más caros y antiguos del mundo.

Procede de los estigmas de la flor Crocus Sativus. Para conseguir un kilo es necesario recolectar y desbriznar a mano los estigmas de más de 150.000 flores. Sus cultivos se remontan a más de 3000 años de antigüedad. Es por ello que debemos aprender a sacarle el máximo partido para no despreciarlo en nuestras comidas.

El azafrán posee un sabor amargo, tiene una fragancia similar al heno con ligeras notas metálicas. Se ha utilizado tanto como condimento, como fragancia, tinte y hasta fármaco contra algunas enfermedades o infecciones.

Es una planta nativa del sudoeste asiático pero sus inicios de cultivo se registran en Grecia.

Muchos se resisten a usarlo ya que según dicen no agrega mucho color. Es muy usado en las paellas españolas, y es cierto que al usar este condimento el arroz apenas adquiere color. Si quieres sacar el máximo provecho a este condimento, el secreto reside en tostarlo. Entonces…

¿Cómo se debe tostar el azafrán?

Muchas personas tuestan el azafrán directamente sobre el sartén sin saber que este no es el método adecuado. Normalmente termina quemándose y otorgando un ligero sabor amargo.