Aprende a pelar fácilmente un tomate con este truco

*Sugerencia*: debes estar pendiente de los tomates mientras se cocinan ya que si los dejas demasiado tiempo se pondrán muy blandos.

3.- Enfríalos rápido

Cuando ya notes que los tomates están listos, sácalos de la olla. Inmediatamente colócalos en un tazón grande lleno de agua con hielo. Esto evitará cualquier cocción adicional.

4.- ¡Pelar!

Ya los tomates están listos para pelar. Así que ya les puedes perforar la capa exterior con la punta de un cuchillo. La piel se deslizará de inmediato.

*Sugerencia*: Si la piel del tomate no se quita fácilmente vuélvelo a colocar en el agua hirviendo durante unos segundos más.

¡Ahí lo tienes! Pelar tomate más fácil de lo que piensas. ¿Qué te pareció este truco? ¿Utilizas algún otro truco?