Aprende a pelar fácilmente un tomate con este truco

Pelar tomates requiere un poco de esfuerzo. Sin embargo, cuando ves los resultados en una salsa de tomate, te darás cuenta de que las recompensas bien valen la pena. Este método también podría funcionar para pelar melocotones y ciruelas.

A diferencia de otros vegetales con corteza más firme, como las zanahorias o las papas, los tomates no deben pelarse con cuchilla. La textura del tomate requiere un enfoque más creativo. La experta culinaria Christine Rukavena tiene una técnica muy buena para realizar esta actividad.

Tomates sin piel

Hervir es la forma más rápida y conveniente de pelar un tomate. La piel se levanta fácilmente de la verdura y ayuda, además, a conservar el sabor fresco y la textura del tomate.

¿Cómo realizarlo?

1.- Prepara los tomates

Llena dos tercios de agua en una cacerola grande e hiérvela. A medida que el agua se calienta, usa el tiempo para enjuagar los tomates. En la parte inferior de cada uno, haz una pequeña inserción en forma de X con la punta del cuchillo.

2.- Hervir, hervir y hervir

Usando una cuchara ranurada, agrega cuidadosamente los tomates en el agua, uno a la vez. Cocina durante 30-60 segundos. Sabrás que están listos cuando la piel de la marca “X” comience a aflojarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *