8 Señales que indican que puedes tener la personalidad más rara del mundo

Los tipos de personalidad están basados en cuatro categorías: extroversión frente a introversión, percepción frente a intuición, pensamiento frente a sentimiento y juicio frente a percepción. Sin embargo, no todas son tan frecuentes. La personalidad más rara del mundo se conoce como la personalidad de Abogado (INFJ) y la tiene un 2% de la población mundial.

Como indican sus siglas INFJ, se caracterizan por Introversión, intuición, Sentimientos y Juicio. Las personas que tienen ese tipo de personalidad son un misterio ya que son tan pocas que no solemos conocer a gente así. Si quieres identificarlas, hay ciertas cosas características que las definen.

8 Señales que indican que puedes tener la personalidad más rara del mundo

1- Ganan confianza rápidamente

Tienen algo que consigue que las personas confíen en ellos de inmediato. No es raro que gente que no les conoce le cuenten cosas privadas sin saber nada de ellos.

2- Odian las mentiras y los secretos

Valoran mucho la verdad y buscan algún significado a la vida. Por ello odian las mentiras y sentirse manipulados. Esto los impulsa a ser aventureros y expandir su conocimiento al mundo.

3- Tienen fuertes convicciones

Esto podría traer problemas ya que cuando establecen lo que piensan sobre algo, no ceden ante nada, dejando muchas cosas atrás si no están de acuerdo con sus convicciones.

4- Funcionan mejor solos o en pequeños grupos

Aunque funcionan bien en grupos grandes, hacen mejor su trabajo cuando trabajan solos o solo con otras personas en las que confían.

5- Son creativos y se les da bien escribir

Esta es la razón por la que suelen tener dificultades para expresarse verbalmente. También es la razón por la que algunos escritores exitosos tienen este tipo de personalidad

6- Creen en la calidad sobre la cantidad

Odian las conversaciones triviales que no tienen ningún sentido. Les gusta hablar sobre cosas esenciales e importantes. Cuando notan que alguien no es natural con ellos, pierden el interés rápidamente.

7- Son empáticos

Hacen cosas con las personas que conocen sin saber necesariamente por qué. Además pueden ver más allá del comportamiento externo e incluso la raíz de ese comportamiento.

8- Son introvertidos pero la gente los ve como extrovertidos

Se adaptan muy bien a las situaciones sociales y son abiertos y comunicativos con las personas que tienen cerca. Aunque de fiesta parecen ser pez en el agua, cuando llegan a casa están exhaustos.