7 consejos para una madre soltera

Ser madre soltera no debe llenarte tristeza y mucho menos de vergüenza. Si bien el camino es complicado con estas recomendaciones todo será mucho más llevadero.

Criar a un hijo sin el apoyo del padre hace que la madre tenga el doble de responsabilidad. Por ello resulta natural que la misma se llene de miedo o se sienta estresada con tantas cosas por hacer.

La economía es otro punto que hace que la madre se sienta bajo presión, además de la parte social. Cuando una madre se siente observada o cuestionada por otros comienza a preguntarse si está desempeñando bien su papel.

Conviértete en una madre soltera sin complejos

Ante los cambios que la maternidad supone y la preocupación de asumirla en soltería, resulta conveniente seguir estos consejos:

  1. Ofréceles tiempo de calidad a tus hijos. Reserva aunque sea una hora del día para que les leas un cuento, jueguen algo o tengan una sesión de cosquillas y abrazos.
  2. No te quedes encerrada en casa. Puedes salir sin ningún problema, ese tiempo al aire libre te ayudará a oxigenar la mente. Si quieres salir sola con tu pequeño no hay inconveniente, él o ella se convertirá en tu mejor compañía.
  3. Que tus hijos no te controlen. No es que a falta de pareja tus hijos se van a sentir con la autoridad para controlarte. Se deben establecer límites sanos. Tómalos en cuenta para decisiones importantes pero la última palabra la tienes tú.
  4. Al mal tiempo, control y paciencia. No dejes que las malas experiencias te agobien, todo es pasajero. Intenta sobrellevar la situación sin afectar a tus pequeños.
  5. La figura del padre no debe ser de enemigo. Sí eres madre soltera porque el padre falló, no les transmitas eso a tus hijos. Trata se actuar con serenidad, a medida que los peques vayan creciendo se darán cuenta de la realidad de las cosas. Nada de envenenarles la mente.
  6. Se vale pedir ayuda. La crianza es un trabajo pesado y puedes pedir ayuda aunque sea por un día. Con seguridad algún familiar o amigo estará dispuesto a ayudarte para que recobres energías.
  7. Mantén la comunicación con tus pequeños. Que siempre exista un momento para hablar sobre sus actividades durante el día. Saber si algo les molesto o no les ha ido bien en el cole también les permite estrechar aún más sus vínculos contigo.

Un abrazo, sonrisa, o la mirada de tus niños será el mejor alimento para tu alma. Tenlos presentes como motor de vida para salir adelante frente a cualquier situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *