7 beneficios de realizar ejercicios durante el embarazo

Ya sabes que el ejercicio es bueno para ti, pero no imaginas lo especialmente beneficioso que puede ser durante el embarazo. El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos recomienda al menos 20 a 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada la mayor parte o todos los días de la semana (siempre que su médico no haya descartado el ejercicio o limitó sus actividades físicas debido a una condición médica o complicación).

Según el portal Baby Center hay siete maneras en que el ejercicio durante el embarazo te beneficia a ti y a tu bebé:

1.- Aumenta tu energía

El embarazo suele ser agotador. El ejercicio regular puede ayudarte a realizar tus tareas diarias con mayor facilidad. Esto se debe a que fortalece tu sistema cardiovascular. Por esta razón, es difícil que te canses fácilmente. Con los músculos fuertes y tonificados, no es necesario que te esfuerces tantos en tus actividades diarias.

2.- Te ayuda a dormir mejor

A medida que progresa el embarazo, encontrar una posición cómoda para dormir puede ser un verdadero desafío. Con la actividad física regular podrás encontrarlo y lograr conciliar mejor el sueño.

3.- Baja el riesgo de complicaciones relacionadas con el embarazo

Científicamente se demostró que hacer ejercicios durante el embarazo reduce el riesgo de desarrollar diabetes gestacional y preclamsia. Un estudio encontró que las mujeres con diabetes gestacional cuando hacían ejercicio, el riesgo de tener un bebé macrosómico (muy grande) se redujo en un 58%, lo que llevó a un riesgo del 34% menor de un parto por cesárea.

4.- Minimiza las molestias del embarazo

El ejercicio regular fortalece tus músculos. Esto ayuda a que tu cuerpo sobrelleve mejor los dolores y molestias típicas del embarazo. Hacer estiramientos y yoga facilita el dolor de espalda. Caminar mejora tu circulación. Y nadar fortalece tus músculos abdominales.

5.- Te prepara mejor para el parto

Dar a luz puede compararse con correr una maratón. Ambas actividades físicas requieren resistencia, determinación y concentración. Cuando haces ejercicios durante la gestación estás ayudando a que el trabajo de parto sea mucho más corto.