6 Síntomas que te advierten de que sufres diabetes

Según la OMS, más de 170 millones de personas en el mundo padecen diabetes.Las estimaciones para el año 2030 aseguran que esa cifra aumentará a 370 millones, algo realmente impactante. El hecho de que haya tantas personas diabéticas se debe, sobre todo, a la mala alimentación y el crecimiento de la tasa de obesidad.

Para tratar a tiempo esta enfermedad, lo mejor es diagnosticarla pronto. Por ello en este artículo vamos a ver cuáles son los síntomas más comunes que pueden ayudarte a saber si tienes diabetes o no.

6 Síntomas que te advierten de que sufres diabetes

1- Orinas con demasiada frecuentemente

Si últimamente bebes más líquidos de lo normal, es lógico que necesites acudir más veces al baño. Sin embargo, si orinas mucho más que antes y no sabes el porqué probablemente sea un síntoma de que sufres diabetes. Al no poder asimilar la glucosa, los diabéticos la expulsan a través de la orina, lo que aumenta la frecuencia de micción.

2- Tienes sed constantemente

Como consecuencia de orinar tanto, probablemente necesites beber más para reponer los líquidos perdidos.

3- Sueles estar fatigado

La reducción de la insulina en sangre que presentan las personas diabéticas impide que la glucosa en sangre se transforme en energía. Por este motivo puede que te sientas cansado constantemente.

4- Estás hambriento muy a menudo

A causa de la falta de energía, el cerebro manda señales de hambre. Si te sientes hambriento constantemente y sueles recurrir a productos ricos en carbohidratos y azúcares, puede que sufras diabetes.

5- Tienes visión borrosa

Como hemos comentado antes, el exceso de glucosa en sangre suele ser expulsado a través de la orina. No obstante, si esto pasa con frecuencia, puede afectar a otros órganos como los ojos. Por ello las personas que sufren diabetes pueden experimentar visión borrosa.

6- Las heridas te cicatrizan más lento

La glucosa disminuye la cantidad de oxígeno que transporta la sangre, lo que daña los tejidos. Por ello puede que notes que las heridas te cicatrizan más lento.