5 señales de que eres una opción y no una prioridad para tu pareja

Una de las lecciones más difíciles que alguna vez se tienen que aprender en la vida es que las personas no siempre son tan genuinas como dicen ser, y que tú puedes no eres tan importante o una prioridad para tu pareja como te gustaría pensar que eres. Existen unas señales muy claras para identificar cuando hemos pasado a ser una opción y no una prioridad para nuestra pareja, y te las contamos a continuación.

¿Alguna vez te has encontrado constantemente dando y dando, sólo por tus buenas obras y acciones sin ser correspondido? Tener una pareja así en nuestras vidas es un drenaje muy poco saludable. No se trata de ser el mundo para esa persona, pero si de formar parte de sus prioridades, tal como lo sea para nosotros, ya que tampoco podemos ser dependientes ni exigir atención a nadie, siempre debe haber equilibrio y espacio en nuestras relaciones, pero cuando para la otra persona nosotros ocupamos un lugar secundario, o un papel de poco peso, quizás esté demostrándonos que no somos realmente importantes para su vida.