5 Cosas que debes hacer antes de acostarte para verte más joven a la mañana siguiente

Dicen que la mirada es el reflejo del alma, pero también podríamos decir que el rostro es el reflejo de nuestra salud. Con ver la cara de otra persona podemos saber si ha tenido un mal día, si no durmió bien la noche anterior, si está demasiado estresado…

Nuestro rostro es lo primero que ven al mirarnos, y no hay segunda oportunidad para dar una buena primera impresión. Por lo tanto, lo mejor es que lo cuidemos.

5 Cosas que debes hacer antes de acostarte para verte más joven a la mañana siguiente

1- Corrige las bolsas de los ojos

Utilizar un buen contorno de ojos es esencial para revitalizar la piel de esa zona. Si contiene cafeína, mejor, ya que te ayudará a tonificarla. Guárdalo en la nevera y aplícatelo cada noche.

2- Elimina las pieles muertas

Debes utilizar un exfoliante muy suave a diario y otro un poco más abrasivo una vez cada 10 o 15 días. Esto es esencial para eliminar las células muertas de la piel y que se vea mucho más lisa y suave. Una vez hecho esto deberás hidratar el rostro, para ello, puedes utilizar una hidratante con Aloe Vera. Te ayudará a calmar la piel y a regenerarla.

3- Cuida tus ojos

El uso excesivo que hacemos de las pantallas electrónicas durante todo el día, hace que se nos resequen los ojos. En consecuencia, los vasos sanguíneos se dilatan y los ojos se nos ponen rojos. Usa unas gotitas dos o tres veces al día para aportarle humedad. Notarás la diferencia.

4- Depílate

Si eres hombre y no sueles depilarte, esto también va para ti. Es imprescindible que te recortes los pelos de la nariz y te quites los del entrecejo. A ninguna mujer le gusta un hombre excesivamente peludo. Si eres mujer, recuerda depilar la zona del bigotey los pelitos sobrantes de las cejas.

5- Límpiate muy bien los dientes

Todos nos lavamos los dientes al menos una vez al día, pero la mayoría los haces mal. Si no incidimos en la unión de la encía con el diente, el sarro se acumulará en esa zona y, con el tiempo, quedará muy antiestético.