2 recetas de sabrosos y exóticos pie de frutas

El pie de frutas es una preparación tradicional de la cocina anglosajona. Los pies de postre se preparan de dos formas: cocinando frutas entre dos láminas de pasta, servido con crema líquida o con una bola de crema helada. La segunda es llenar una pasta precocida con una preparación ligada con huevo, que sería el merengue y puesta al horno. Hay varias frutas con las que puedes probar. Experimenta con alguna de estas. 

2 recetas de sabrosos pie de frutas

1.- Pie de parchita

Para la base:

  • 2 tazas de galletas María trituradas
  • Mantequilla derretida sin sal

Para el relleno:

  • 8 yemas de huevo
  • 2 latas de leche condensada
  • Jugo de parchita colado sin semillas y sin azúcar

Para el merengue:

  • Clara de huevo
  • Azúcar
  • Sal
  • Semillas de parchita para decorar

Preparación:

Base de galletas:

Inicia por precalentar el horno a 170°C. Luego, pon mantequilla en un molde de pie. Une las galletas trituradas con la mantequilla hasta que tengas una masa homogénea. Pon la masa en el molde y extiende. Cubre uniformemente los lados y la base. Hornea durante 15 minutos. Saca y deja enfriar.

Relleno

Bate las yemas de huevo hasta que estén homogéneas. Añade leche condensada y mezcla bien. Ponle jugo de parchita y combina todo. Vacía todo el relleno preparado encima de la base de galletas y hornea por 20 o 25 minutos. Debe quedar como una gelatina. Saca y deja enfriar para tapar con papel film. Mete a la nevera por, mínimo 4 horas.

Merengue

Cocina las claras y el azúcar a Baño María hasta que estén entre 50-55 grados centígrados. Remueve constantemente para que no se cocinen las claras.